sábado, junio 5

Cundeamor.


Era una imagen frecuente ver en las cercas de nuestro Santiago estas enredaderas que tapaban con su belleza el ferrumbre de los alambres motivado por el paso de los años. El Cundeamor, era como ese vecino apacible, que pasa a tu lado sin verte pero que siempre lo tienes a mano. No entró nunca en nuestra dieta alimentaria, era utilizado para alimentar al Sinsonte tras la reja o para preparar remedios caseros. Momórdica charantia es su nombre científico y en la mayoría de los países asiáticos lo encontramos formando parte de su cocina ya sea en sus tradicionales sopas o en un simple revoltillo de huevos. Pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, lo que lo hace pariente de la calabaza el pepino o el melón. Como planta medicinal es muy valorada. Sus infusiones son utilizadas para regular la azúcar en sangre, para la hemorroides y posee gran efecto anti- bacteriano y anti-viral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

YO PIENSO QUE